Archivo de la etiqueta: Delito contra el orden económico

L. Fotis Lymberópulos Presenta:Cae una banda dedicada al blanqueo de capitales en Benidorm

Agentes de la Guardia Civil en colaboración con agentes de la Policía Nacional, han desarticulado una organización criminal internacional especializada en la comisión de estafas por el método de SIM swapping. Hay doce detenidos en Benidorm (5), Granada (6) y Valladolid (1), como presuntos autores de más de 100 estafas en las que habrían obtenido más de 3.000.000 de euros de beneficio ilícito. A los arrestados se les acusa de los delitos de estafa continuada y agravada, usurpación de identidad, blanqueo de capitales, falsedad documental, revelación de secretos y pertenencia a organización criminal. Los investigados habían creado cinco empresas mercantiles que utilizaban para blanquear el dinero proveniente de las estafas. Se han realizado dos registros en los que se han intervenido más de 20.000 euros en efectivo y una importante cantidad de joyas y relojes de alta gama, además de ordenadores y material informático.

La investigación, que se inició hace aproximadamente un año, ha contado con la colaboración de analistas de Europol y de la Policía Nacional de Italia.

Modus Operandi: el SIM swapping o clonado de tarjeta SIM

El método utilizado para la estafa consta de varias fases; en una primera fase, los investigados se apoderaban de las claves de acceso a los portales de banca online de las diferentes entidades mediante técnicas de “phishing”, “malware” o “pharming”. Conseguidas las claves, los autores solicitaban un duplicado de las tarjetas SIM de las diferentes víctimas, aportando a las empresas de telefonía móvil documentación falsa -en algunos casos, incluso de personajes públicos- con intención de recibir los códigos de confirmación de las transferencias fraudulentas que posteriormente realizaban.

Obtenidos esos códigos, realizaban las transferencias fraudulentas desde las cuentas de las víctimas a cuentas de terceras personas, que les servían para canalizar el dinero. En otras ocasiones, también solicitaban préstamos preconcedidos o microcréditos a las entidades bancarias, con el fin de obtener mayor beneficio económico.

Todo ello se realizaba en un corto periodo de tiempo, entre una y dos horas; tiempo máximo en el que la víctima se percataba de que su teléfono había dejado de funcionar -ya que su tarjeta SIM estaba inactiva- debido a que ya se estaba operando con la nueva tarjeta duplicada.

De esta manera, a cada perjudicado le sustraían de sus cuentas bancarias cantidades que iban desde los 6.000 hasta los 137.000 euros, en uno de los casos.

La organización criminal contaba, entre sus miembros, con nacionales de Italia, Rumanía, Colombia y España. Si bien los cabecillas de la misma eran de origen napolitano y se habían asentado, desde principios del año pasado, en la localidad de Benidorm manteniendo un contacto muy estrecho con un grupo mafioso de su localidad natal.

Blanqueo de las ganancias ilícitas obtenidas

Con el fin de blanquear las ganancias ilícitas obtenidas con las estafas, los miembros de la organización habían creado un total de cinco mercantiles con varias cuentas bancarias cada una. Todas ellas presentaban el mismo objeto social y domicilio, pero sin ningún tipo de actividad mercantil.

Dichas cuentas se nutrían de los ingresos en efectivo realizados por los miembros del grupo y, presuntamente, provenientes de las estafas cometidas. Posteriormente, con ese dinero pagaban las nóminas a los empleados de las mencionadas empresas -ocho en total- que habrían llegado a España desde Italia, donde eran dados de alta como trabajadores en la Seguridad Social. De esta forma, abrían varias cuentas bancarias y luego regresaban de nuevo a Italia, lugar donde presuntamente terminaba el recorrido del dinero estafado. Eran los propios cabecillas de la organización los que se encargaban de ingresar el dinero en efectivo para luego operar directamente con las cuentas de los empleados retirando el dinero de forma presencial, o bien transfiriéndolo directamente a cuentas bancarias italianas.

Una vez identificados todos los miembros del grupo, y tras ser detectados en la ciudad de Barcelona, se estableció un dispositivo policial que concluyó en la localidad de Benidorm con la detención de los líderes de la organización criminal, interceptados en la salida del peaje. Tras el arresto de los cabecillas, se produjeron el resto de las detenciones en las localidades de Granada y Valladolid.

Intervenidos 20.000 euros y más de 100 tarjetas bancarias

Posteriormente, los agentes realizaron dos registros en Benidorm, en los que intervinieron más de 20.000 euros en efectivo, 2 vehículos de alta gama y una importante cantidad de joyas y relojes de gran valor. Además, localizaron varios ordenadores y numeroso material informático, entre el que destaca más de 100 tarjetas bancarias, 16 terminales móviles, numerosas tarjetas SIM duplicadas y material para falsificar documentación personal. Asimismo, los investigadores han bloqueado las cuentas bancarias personales de los investigados y las de las mercantiles implicadas.

Los detenidos, cuyas edades están comprendidas entre los 22 y los 53 años, han pasado a disposición judicial, ingresando cinco de ellos en prisión provisional. Si bien la investigación continúa abierta y los agentes no descartan la aparición de más perjudicados.

* Este artículo fue publicado originalmente aquí.

L. Fotis Lymberópulos Presenta:El delito fiscal como antecedente del delito de blanqueo de capitales (I)

Herramientas para el texto

Penal

11 de Marzo de 2020

Manuel Enrique Rosso Pérez,
Letrado de la Administración de Justicia.


Desde hace ya algún
tiempo se viene produciendo un acalorado debate tanto por la doctrina como por
la jurisprudencia acerca de si el delito fiscal, recogido en el artículo 305
del Código Penal, puede ser antecedente del delito de blanqueo de capitales, y
más concretamente, puede ser antecedente del denominado «auto-blanqueo». Dicho
debate aún no ha sido resuelto, pues todavía hoy día nos encontramos con
publicaciones doctrinales así como resoluciones judiciales con pronunciamientos
cuanto menos discrepantes entre ellos. Resulta necesario, por no decir
obligatorio, realizar previamente una breve introducción sobre las
modificaciones que ha sufrido a lo largo de los últimos años el delito de
blanqueo de capitales, en aras todo ello a comprender
por qué actualmente es tendencia dominante por parte de la Jurisprudencia,
sobre todo de nuestro Tribunal Supremo, considerar el delito fiscal (en
concreto en su modalidad de defraudación de la cuota tributaria) como
antecedente del delito de blanqueo de capitales. Para hallar el origen en
nuestra legislación del delito de blanqueo de capitales debemos retroceder al
año 1988, en concreto a la Ley Orgánica 1/1988, donde se introdujo el artículo
546 bis f) en el ya extinto Código
Penal de 1973. En el citado artículo únicamente se refería al blanqueo de
aquellos bienes que tuvieran su origen en el tráfico de drogas. Con
posterioridad, y tras la reforma operada por el Código Penal de 1995, se
unificó la conducta de blanqueó que pasó a tipificarse en el artículo 301.Con
posterioridad, el delito de blanqueo fue así mismo modificado por la Ley
Orgánica 15/2003, y finalmente por la última gran reforma de nuestro texto
legal, esto es, la reforma introducida por la Ley Orgánica 5/2010. Especial
relevancia merece esta última reforma, pues como veremos a continuación, supuso
la ampliación de las acciones punibles. Ésta introduce una suerte de verbos que
producen una ampliación de las conductas blanqueadoras. El delito pasa a ser
cometido por quienes adquieran, posean, utilicen, conviertan o transmitan
bienes, a sabiendas que éstos tienen su origen en una actividad delictiva,
cometida por él o por cualquier tercera persona. Se introducen los verbos
poseer y utilizar, ampliando por tanto el ámbito punitivo de la figura del
blanqueo. Así mismo, cabe destacar la modificación del término «delito» por el
término «actividad criminal». Ello supone que actualmente, para que una persona
pueda ser imputada por un delito de blanqueo de capitales no es necesario que
exista condena previa por otro delito del que tienen origen los bienes que
posteriormente son blanqueados, si no que bastará con que la conducta realizada
por el sujeto tenga una apariencia criminal, sin necesidad que la misma deba
incardinarse en el elenco de figuras descritas en el Código Penal.

En esta cronología debemos destacar el Acuerdo del Pleno
no jurisdiccional 18 de julio de 2006 (Sala Segunda TS) en el que se adoptó el
siguiente Acuerdo
: El artículo 301 del Código Penal no excluye, en todo
caso, el concurso real con el delito antecedente. Lo que el acuerdo significa
es que se admitía expresamente la modalidad de auto-blanqueo, es decir el
blanqueo de ganancias que tengan su origen en una actividad delictiva cometida
por el propio blanqueador. Aunque, no había ninguna referencia al delito
fiscal, lo cierto es que si hay un caso característico de auto-blanqueo es el
de fondos procedentes del fraude fiscal.

DELITO FISCAL: LA
CUOTA TRIBUTARIA

Cuando hablamos del delito fiscal como
antecedente del delito de blanqueo de capitales nos referimos única y
exclusivamente a una modalidad concreta de defraudación, concretamente a la de
eludir el pago de impuestos, bien por no realizar la respectiva declaración,
bien por realizar la misma de forma no veraz. Como consecuencia de lo anterior,
la cuota que resulte de dicha defraudación deberá en todo caso superar la
cuantía de 120000 euros. Por tanto, deviene de especial importancia el concepto
de cuota tributaria, pues es en torno a éste donde se produce la discusión
sobre si cabe o no la apreciación anterior.

Debemos de traer a colación la Sentencia del Tribunal
Supremo de 5 de diciembre de 2012.
En la indicada
sentencia se nos dice:

«Conforme al artículo 305 del Código Penal, la elusión del
pago de tributos (mediante una defraudación) constituye la conducta típica que
genera la obligación tributaria. Lo que surge es la denominada deuda
tributaria, que según el artículo 58.1 LGT está constituida por la cuota o
cantidad a ingresar que resulte de la obligación tributaria principal o de las
obligaciones de realizar pagos a cuenta. Es decir, el bien que procede del
delito fiscal es la cuantía económica correspondiente a la cuota tributaria,
que es una cantidad de dinero que constituye normalmente una proporción que se
aplica sobre la base imponible (gravamen)».

El concepto de cuota tributaria es importante porque
considerar que la cuota tributaria tiene su origen en una actividad delictiva
(delito fiscal) implicará la apreciación de ambos delitos, mientras que
interpretar lo contrario, supondrá la no aplicación del delito de blanqueo de
capitales.

EL OCULTO INTERÉS DE
FISCALÍA Y LA AGENCIA TRIBUTARIA: LA PRESCRIPCIÓN

La Fiscalía y Agencia Tributaria tienen interés en que el
delito fiscal sea considerado antecedente del delito de blanqueo de capitales.

Nos encontramos con que el delito fiscal, en atención a lo
dispuesto en el artículo 305.1 en relación con el artículo 131.1 del Código
Penal tiene un plazo de prescripción de 5 años. Este plazo empezará a contar
desde el momento en que acabe el período voluntario de presentación de la
respectiva declaración. Sin embargo, el delito de blanqueo de capitales
recogido en el artículo 301 del Código Penal contempla una prescripción de 10
años. Del tenor literal del artículo 131.5 del Código Penal resultaría una
prescripción para ambos delitos de 10 años, dada la conexidad entre ambos. Como
bien apunta MANJON-CABEZA OLMEDA, el blanqueo por posesión es un delito de
carácter permanente, lo que implica que el plazo de prescripción empieza a
computar desde el momento que cesa la situación ilícita, y esa situación
subsiste en tanto se siga poseyendo el bien proveniente del delito previo.

En resumen y a pesar de que contamos con incipientes
pronunciamientos del Tribunal Supremo, el debate doctrinal y jurisprudencial
sobre la posibilidad de que del delito

fiscal
sea delito precedente del blanqueo (y del auto-blanqueo) de capitales parece
lejos de estar definitivamente cerrado.

BIBLIOGRAFÍA.

Directiva
60/2015 de 26 de Octubre de 2015 del Parlamento Europeo y del Consejo. Código
Penal tras su última reforma por LO 5/2010 de 22 de Junio.

Ley
10/2010, sobre Prevención del Blanqueo de Capitales y de la Financiación del
terrorismo. Ley General Tributaria 58/2003 de 17 de Diciembre.

STS 5 de Diciembre de 2012.

STS 29 de Abril de 2015.

Acuerdo del Pleno no jurisdiccional 18 de
julio de 2006.

El delito fiscal como antecedente al delito de blanqueo de
capitales Por Víctor Muñoz Casalta. Abogado Penalista. Pagina web el jurista

Delito
fiscal y blanqueo de capitales II: jurisprudencia reciente del Tribunal
Supremo. Manuel Álvarez Feijoo. Abogado. Página web Legal Today.

El delito
fiscal como precedente del blanqueo de capitales. Cronología. Miguel Ángel
Montoya Abogado Penalista en Attrio Abogados

Manuel Enrique Rosso Pérez,
Número de artículos del autor 9
Posicionamiento en el ranking de contenidos 388

Artículos relacionados


* Este artículo fue publicado originalmente aquí.

L. Fotis Lymberópulos Presenta:Investigan a agentes de futbolistas por delitos fiscales y blanqueo de capitales al hacer…

La Guardia Civil y la Agencia Tributaria investigan a varios agentes de futbolistas, entre ellos Fali Ramadani, por delitos fiscales y de blanqueo de capitales por llevar a cabo fichajes ficticios en transferencias de jugadores llevadas a cabo por una conocida agencia de representación.

La investigación, iniciada por la Fiscalía Especial Contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada, ha sido dirigida por el Juzgado Central de Instrucción 3 de la Audiencia Nacional y en su desarrollo han participado cerca de un centenar de agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil y de la Agencia Tributaria, ha informado este martes el instituto armado.

Fuentes de la investigación han precisado a Efe que uno de los principales investigados es Fali Ramadani, que representa a jugadores como Miralem Pjanic, Luka Jovic o Kalidou Koulibaly.

Los agentes investigados utilizaban presuntamente el club chipriota Apollon Limasol para realizar fichajes fantasma y en el periodo en el que se centra esta investigación los dos principales implicados habrían introducido en España más de 10 millones de euros para adquirir sus viviendas, yates y mantener un elevado nivel de vida.

La denominada operación Lanigan se ha llevado a cabo en las Islas Baleares, Barcelona, Madrid, Málaga, Sevilla, Almería, Valencia, Asturias, Guipúzcoa, Álava y Pontevedra, donde se han registrado domicilios y sedes de empresas.

También se han practicado medio centenar de requerimientos de documentación a múltiples sociedades, clubes de fútbol y bufetes de abogados.

Europol intervino en la operación

Las pesquisas comenzaron en 2017, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de que dos agentes de futbolistas vinculados a una de las agencias de representación con mayor volumen de negocio en Europa habían adquirido unas lujosas viviendas en el término marrorquín de Calvia, utilizando para ello un complicado entramado societario para ocultar la verdadera titularidad de los mismos, ha detallado el instituto armado.

Tras investigar el origen del dinero se descubrió cómo estos agentes formaban supuestamente parte de una organización criminal que era capaz de controlar diversos clubes de fútbol de países como Serbia, Chipre o Bélgica, llevando a cabo fichajes ficticios de los que solamente se tuvo conocimiento a través de los documentos desvelados por diversos medios de comunicación en el denominado «Football Leaks», precisa.

Así obtenían grandes beneficios destinados a su enriquecimiento, pudiendo ocasionar grandes perjuicios económicos para los clubes y para el erario público de los países implicados por la evasión de impuestos. Ante el alcance de la operación se pidió la colaboración de Europol, que ha facilitado la cooperación internacional entre todas las instituciones implicadas.

Los dos principales investigados habrían introducido en España más de 10 millones de euros para mantener un elevado nivel de vida, y en esa operativa para introducir el dinero jugaba un papel fundamental un despacho de asesoramiento fiscal radicado en Malta y con delegaciones en otros países.

Los trabajadores de este despacho habrían participado en el ocultamiento y posterior introducción en España de parte del dinero obtenido por los investigados, así como en la estrategia de deslocalización fiscal para evitar el pago de impuestos en España.

De momento son cinco las personas investigadas y varias decenas prestan declaración como testigos. Además, debido a la repercusión internacional, se ha solicitado colaboración a varios países.

* Este artículo fue publicado originalmente aquí.